A Travellerspoint blog

DIA CINCO - Visitando Kuelap

Visitando la fortaleza de Kuelap

-17 °C

Nos levantamos en La Casona Monsorte. Es el segundo mejor hotel de Chachapollas y la verdad es que el sitio es muy bonito. Sin embargo nuestra habitación (como la mayoría en este hotel) da a un patio lleno de plantas y tiene muy poca luz natural. Como somos unos quejicas pues pedimos que nos cambien de habitación. No puede ser porque esta todo ocupado y solo podemos ir a una con dos camas, lo que no nos apetece. Decidimos largarnos a otro sitio después de desayunar.

Desayunamos en un bareto de la plaza de armas. Se llama Cafe Las Rocas y es un sitio muy autentico con una señora muy maja. Dos sandwiches y dos cafés con leche gigantes 5 soles.

Como somos unos listos intentamos ir a Kuelap a nuestro rollo. Hablamos con los taxistas y nos damos cuenta de que vale más caro ir con ellos que con las agencias así que vamos a un par de ellas que están también en la plaza de armas. Demasiado tarde. Las "combis" (furgonetas que van a Kuelap ) salen a las ocho y media...y son las nueve. Al final un tipo de una agencia nos ofrece llevarnos con su coche a "cazar" una furgoneta, por lo que acabamos pagando 55 soles por ir a Kuelap en vez de 50. Ya decía yo que somos unos listos. El viaje incluye la comida y la entrada a Kuelap

Como no hay tiempo para buscar otro hotel decidimos quedarnos en La casona Monsorte. Total apenas vamos a estar aquí de día...

Cazamos la furgoneta a los pocos minutos de salir y nos montamos con otros siete turistas de diferentes nacionalidades. Un par de peruanos, tres franceses, un americano y un par de ellos de otros sitios (no sabemos cuales). Buen rollo desde el primer momento.

El viaje dura tres horas por un camino de tierra infernal. Paramos para ver un yacimiento llamado Macro y en otro sitio para pedir que nos hagan de comer para la vuelta. El camino tiene cachos realmente acojonantes. Acojonantes no de bonitos (que también) sino del miedo que da. No hay quitamiedos y la caída son varios cientos de metros...vamos que si nos caemos nos
recogen a cucharadas. Hay un momento en el que llegamos a un agujero...SI....HAY UN AGUJERO EN MEDIO DEL CAMINO! Hay gente trabajando en el, y han puesto dos troncos por los que tiene que pasar la furgoneta. Nosotros nos bajamos por si acaso. La furgoneta pasa sin problemas y continuamos hasta Kuelap .

Paramos en una explanada y hay que andar un cuarto de hora aproximadamente hasta llegar a las ruinas. Estamos a más de 3000 metros y hay subida pronunciada. Me quedo flipado cuando me doy cuenta de lo que me cuesta andar...voy hiperventilando y Lara también...y el corazón se nos sale por la boca. Menos mal que en España voy en bici a todos los sitios...joder...

kuelap.jpg

Al cabo de un rato nos habituamos y llegamos hasta Kuelap . UNA PASADA DE SITIO!!! No os lo perdáis si andáis por estos lares. Inmenso y cubierto de niebla. Esta lloviendo pero no importa. El sitio es verdaderamene alucinante. Me recuerda un poquito a las ruinas de Angkor Wat en Camboya. Menos impresionantes pero con ese mismo rollo de abandono y autenticidad.

kuelap2.jpg

Pasamos mas de dos horas flipando con el sitio. Nuestro guia parece inventarse la mitad de lo que dice y además tiene la mala suerte de que uno de los tipos que vienen con nosotros es arqueologo...le corrige unas cuantas veces...bueno da igual...el chaval tiene bastante imaginación y nos echamos unas risas con el.

Kuelap merece mucho la pena de verdad. Lo mejor de todo es que en todas las ruinas que son muy extensas hay menos de 20 personas. . Llegar a Chachapollas es difícil y se nota a la hora de visitar sitios de este tipo. Nada que ver con Machupichu, nos comentan los que vienen con nosotros y que ya han estado allí.

kuelap3.jpg

Después de un par de horas nos vamos. Están restaurando Kuelap y da penita. Seguramente la próxima vez que vengamos lo hayan jodido todo reconstruyendo siguiendo criterios basados en la obtención de dinero rápido. Ha sido interesante verlo como es, autentico.

Paramos en el bar de carretera adonde habíamos pedido la comida. Nos habían ofrecido pollo o cabrito y Lara y yo habíamos pedido cabrito los dos. La comida una mierda. Básicamente un plato lleno de arroz con dos minipedazos de cabrito; bueno más bien huesos de cabrito. Una mierda vamos, pero bueno después de ver Kuelap pues como que da igual.

Tres horas más de camino de tierra en la furgoneta del infierno y estamos de vuelta en Chachapollas. Nos apetece mogollón tomar una cerveza pero apenas hay sitios aquí, para beber quiero decir. Nada que ver con Burgos, donde hay un bar cada diez metros. Joder que putos alcohólicos que somos los españoles!!! Finalmente entramos en una especie de restaurante pizzeria y nos tomamos una botella de Pilsen...caliente. Bueno no problem, algo es algo.

Nos damos un rule por la plaza de armas y buscamos un sitio para cenar. Es muy difícil!!! Son más de las nueve y los peruanos a esas horas ya han acabado de cenar hace rato. Al final encontramos una pizzería en una calle que está al lado de la plaza de armas. El tipo que la lleva es muy cañero y pedimos una pizza y cerveza. CERVEZA HELADA!!! YUPPIII!!! Hace un frió de muerte, como en todos los sitios en Chachapollas. A los peruanos además les encanta comer con la puerta abierta de par en par. Es bastante extraño, ya que dentro de los locales hace siempre tanto frió como en la calle y todos comen con la cazadora puesta. Hasta los camareros trabajan con cazadora!!!

La pizza está muy rica. Acabamos y pagamos. Por una pizza mediana, una cerveza de 650ml y dos botellas de agua 25 soles...así da gusto. La verdad es que Perú es bastante barato. La pasta se va en hacer tours para ver cosas...bueno sino no ves nada y en los tres últimos días hemos visto sitios inolvidables.

Llegamos al hotel. Hace un frío de muerte!!! Joder esto es horrible. La casona es eso...una casona muy antigua y sin calefacción. En los hoteles peruanos es muy, muy difícil encontrar calefacción. Y eso que como hemos dicho antes estamos en el segundo hotel más caro de Chachapollas. Meterse en la ducha es toda una aventura. Después de ducharnos corriendo a la cama y a dormir sin saber muy bien que vamos a hacer mañana.

Posted by ivanmax 15:48 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (0)

DIA SEIS - Vagueando en Chachapoyas

Haciendo el vago en Chachapoyas

-17 °C

Nos levantamos de la cama a las siete. Bueno me levanto yo y voy llamar por telefono y a hablar con la recepcionista para llegar a un acuerdo para que nos dejen quedarnos hasta las ocho de la tarde (hora del autobus a Chiclayo). Tenemos que pagar 20 soles más. Abono los dos días más los 20 soles y me voy a la plaza a llamar por telefono. Nada remarcable aparte que la mujer del locutorio me cobra como el doble de lo que debía. Al principio paso de decir nada pero cuando llego a la puerta me arrepiento y se lo digo. Miramos todas las llamadas en el ordenador y al final me devuelve la pasta.

Durante la noche hemos decidido que hoy no vamos a hacer ningún tour ni vamos a visitar nada que no esté en la ciudad hoy. Así que toca vaguear por aquí! Guay!! Estamos de vacaciones al fin y al cabo. Además hoy llueve a cantaros. Hemos decidido tambien que esta noche vamos a coger un bus y nos vamos a Chiclayo. Aquí hace un frío de muerte y aunque nos apetecia ver la 3º cascada más grande del mundo (que esta a un par de horas de aquí) al final decidimos largarnos a lugares más cálidos.

Lara se levanta a las ocho y vamos a desayunar en el mismo sitio que ayer. Despues vamos a la estación y compramos los tickes para el bus. 30 soles en el bus normal y 45 en el especial. El especial es "especial" porque los asientos se echan para atras. Compramos tickes para este bus y nos vamos a visitar Chachapollas. La ciudad es curiosa y subimos a un mirador que hay desde donde hay una vista panoramica de la misma. Aprovecho para hacer unas cuantas polaroids por el camino.

chachapollas.jpg

Luego nos vamos a comer. Primero vamos a un sitio llamado "La Tusha" o algo así. Viene en la Lonely Planet. Entramos y no hay absolutamente nadie. Esto nos da mal rollo y vamos a "Las Rocas", el mismo sitio en el que hemos desayunado. Esta hasta arriba de peruanos y nos quedamos aquí. La comida...pues normalita. La típica comida de menu española, pero nos cuesta 27 soles, es decir unos 7 euros los dos. En Chachapollas no hay restaurantes de calidad. Esto es lo que hay.

Luego nos venimos a internet a escribir un poquito esto que estais leyendo.

Al salir de internet en la plaza de armas de Chapapollas hay un tipo haciendo un espectaculo muy rarito y vendiendo pocimas extranas a la gente...rollo salvaje oeste vamos. Da un poco de mal rollo porque parece que todos las personas en silla de ruedas del pueblo han venido a ver el expectaculo...como esperando curarse o algo asi. Entramos a ver el museo que hay en la plaza de armas. Es muy pequenito pero bueno...tiene sus cosillas. Entre otras las primeras momias que vemos en Peru.

Luego nos damos una vueltecita por el pueblo y nos tomamos una cerveza en un bar. Es uno de los muy pocos bares que hay en Chapapollas. Le preguntamos al chico de la barra porque hay tan pocos bares. Vamos a ver...somos de Burgos y en Burgos hay un bar cada pocos metros. De hecho hace unos anos crearon una nueva ley para hacer que los bares estubiesen separados al menos 50 metros (para que os hagais idea de como esta la cosita), asi que encontramos extrano que haya tan pocos bares. El tipo nos dice "Es que la gente aqui no toma mucho"...

Despues de la cervecita nos vamos al hotel y pillamos las mochilas. Vamos a la misma pizzeria que ayer a comernos una mini pizza por si acaso no nos dan de cenar en el bus. Despues taxi y a la estacion. Los taxis aqui para que os hagais una idea cuestan unos 3 soles.

En la estacion nos montamos en el bus que esta casi vacio. Es un bus muy nuevo y tiene rollo de casi avion, con azafatas y todo. Los asientos se echan hacia atras, y mucho. Casi hasta que estas en posicion horizontal.

Del viaje a Chiclayo no os puedo contar mucho. Me quede dormido durante las nueve horas y desperte durante unos minutos en Pedro Ruiz. Lara lo llevo un poco peor y durmio menos. Nos despertamos en Chiclayo a las cinco y media de la manana.

Posted by ivanmax 15:59 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (1)

DIA SIETE - Visitando al Señor de Sipan

Visita al Señor de Sipan a nuestro rollo (pasando de agencias)

-17 °C

Bueno pues continuamos con la llegada a Chiclayo. Nada mas llegar a la estacion cogemos un taxi al Hotel El Sol, que hemos reservado la noche antes por telefono. Normalmente no reservamos hoteles porque luego pueden ser una mierda y porque siempre te dan la habitacion mas guarra. Ademas si llegas sin haber reservado la mayoria de los hoteles te hacen descuento para que te quedes.

El Hotel El Sol esta descrito en la Lonely Planet como "Hotel con habitaciones de primera y todos los servicios". En cuanto llegamos al hotel nos queda claro lo que ya sospechabamos. La Lonely Planet es pagada por todos lo hoteles y restaurantes que aparecen en sus guias. Definitivamente el hotel El Sol ha visto tiempos mejores y no tiene nada que ver con la descripcion de la Lonely Planet. Bueno, seria mejor decir que el Hotel El Sol habia visto ya tiempos mejores cuando Arias Navarro nos alegraba la vida con lo de "Espanoles, Franco ha muerto"... Flipamos con la recepcion...de tipico hotel de los anos ochenta. La habitacion es tremenda. Un sillon marron (de los que tan a menudo se ven en los hoteles cutres de Marruecos), una cama desvencijada con una colcha terrorifica, una lampara que desentonaria hasta en el centro Reto, ventanas con mas mierda que el palo de un gallinero...y el baño...todo un poema. Son las cinco y media de la manana y no nos apetece buscar otro sitio. Asi que decidimos quedarnos en este antro. Al fin y al cabo solo vamos a dormir...y dentro de unas cuantas horas.

Salimos del hotel bien pronto para ir a desayunar. Chiclayo es llamada "La ciudad de la amistad". Es sencillamente terrorifica...vamos que podria perfectamente ser llamada "La ciudad del trafico", o "La ciudad de los edicios horribles". Una vez mas los gilipollas de la Lonely Planet nos han enganado. Vamos a ver...los escritores de la Lonely Planet de Peru son Americanos y Australianos...es decir gente que viven el paises con menos de 400 anos de historia. Si eres espanol y estas acostumbrado a ver ciudades como Burgos, Leon, Salamanca, Granada, Sevilla, Cordoba y otras muchas Chiclayo te va a parecer horrible. Porque es horrible.

En fin, no problem. Desayunamos en un bar y despues cogemos un taxi que nos lleva a coger un bus para ir a ver los yacimientos donde fue encontrado el senor de Sipan (esto es sin duda lo que mas merece la pena de Chiclayo...para los que andeis por aqui...). Los yacimientos se pueden ir a ver contratando un tour por unos 15 dolares por cabeza o a vuestro rollo. Nosotros preferimos lo segundo. Es mucho mas autentico y ademas mas barato.

Llegamos a la estacion de autobuses y el taxista nos ayuda a encontrar el autobus que nos va a llevar a Sipan. Hemos de decir que los peruanos son en su mayoria enormemente respetuosos y educados y siempre dispuestos a echar una mano. Da gusto estar aqui de verdad.

Pillamos un taxi que nos lleve a coger una combi o un bus que nos lleve al yacimiento donde encontrado el senor de Sipan (lo unico que merece la pena de Chiclayo). El autobus es una cana. Muy, muy, muy viejo y con el suelo completamente empapado de gasolina. Aunque el olor a gasolina es insoportable la gente espera sentada en sus asientos los veinte minutos que faltan para que salga el bus. Nosotros preferimos bajarnos y esperar fuera. Cuesta dos soles ir a Sipan (como 50 centimos de euro).

Tardamos casi una hora en llegar a pesar de que Sipan esta a unos 20 kilometros de Chiclayo. Luego, una vez alli simplemente pagar la entrada y pasar a ver los yacimientos. La entrada cuesta unos 3 dolares y si quieres un servicio de guia hay que pagar otros 20 soles (como 6 dolares). Contratamos a una guia muy maja pero que sabe aproximadamente lo mismo del yacimiento que nosotros...esto parece ser comun despues de Kuelap...bueno al menos la chica es bastante maja.

sipan.jpg

El yacimiento esta bien...ademas cuando llegamos acababan de descubrir una nueva tumba y pudimos ver a los arqueologos trabajando en el directo sobre el enterramiento.

Sin embargo, ver el yacimiento no tiene mucho sentido si no vas a Lambayeque a ver lo que encontraron dentro de las tumbas. Dejamos esto para la tarde y volvemos a Chiclayo en otra combi.

Un taxista (son todo un pozo de informacion en Peru) nos ha recomendado ir a comer a El Rancho, y eso hacemos. El lugar en principio parece bastante un tipico restaurante de franquicia espanol.

Maton en la puerta y camareras estiradas todas peinadas y vestidas exactamente iguales. Los precios no son bajos para Peru, pero la comida la verdad es que esta muy rica. Merece la pena.

Despues cogemos un taxi que nos lleva a coger un colectivo a Lambayeque. Los taxis aqui aproximadamente al mismo precio que en Chachapollas...unos 3 soles. Un colectivo es un coche particular en el que se monta gente hasta que se llena. Pertenecen a empresas y son muy seguros...no tengais miedo. De nuevo podeis hacer esto o pagar 15 dolares por lo mismo...

El colectivo nos cuesta dos soles a cada uno (medio euro), y nos deja a cinco minutos del museo. El museo es una pasada. No os lo perdais de verdad...es flipante. Ademas de bonito exteriormente el interior alberga todo lo encontrado en los yacimientos de Sipan, y si os interesa un poco este rollo os va a flipar. Esta muy bien puesto e iluminado. Vamos que no tiene nada que envidiar al British Museum por ejemplo. Las medidas de seguridad para entrar son bastante caneras sin embargo. No se puede entrar con camaras, ni moviles ni nada...y te pasan un detector de metales.

Bueno, como os digo no os lo perdais que merece mucho la pena.

Volvemos a Chiclayo y nos damos un rule antes de ir al hotel e ir a cenar. A cenar vamos a el restaurante "Hebron". Es otra recomendacion de un taxista y otro sitio super freaky en plan franquicia espanola. Hay un tipo tocando el teclado en plan patetico y todo...nos morimos de la risa...

Sin embargo la comida es de nuevo excelente y muy abundante. Los precios un poco mas caros que la media en Peru pero merece la pena. Despues regreso al Hotel El Sol (o deberia decir la casa de los horrores?) y a dormir. A las seis nos vamos a Trujillo.

Posted by ivanmax 16:02 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (1)

DIA OCHO - Trujillo...y a Huanchaco

Llegamos a Trujillo...y no nos mola

-17 °C

Cogemos el bus que sale a las 6 de la mañana, y con gran pesar dejamos bien prontito nuestro querido hotel el sol.

Llegamos a Trujillo después de tres horas y media de viaje en un autobús de lo mas peruano. En la tele, una película de artes marciales en la que se derraman unos 500 litros de sangre humana...vamos muy adecuada para el viaje. El acompañante del conductor sale de la cabina en una ocasión nos graba a todos uno por uno con una cámara de video. ??? Nadie dice nada así que suponemos que es "procedimiento estándar".

Trujillo...Trujillo...Trujillo...descrita por la Lonely Planet como "una preciosa ciudad colonial" es una mierda. Vamos, tampoco es que sea una mierda pero de nuevo nada que ver con las mil y una preciosas ciudades españolas. Como todas las ciudades en Perú esta totalmente tomada por un tráfico infernal...y esto la hace perder todo el encanto. Hay edificios coloniales si...pero tampoco tantos. En fin que no es tan bonita como la pintan los imbeciles de la Lonely Planet.

Echamos un vistazo a los hoteles. Ya sabemos que en nuestra línea de precio (unos 30 dólares) no podemos pedir mucho pero es que son todos una mierda de muerte. Los que vienen en la Lonely Planet los peores claro. Al final encontramos uno que merece la pena por 30 dólares. Se llama la Torre Blanca y os lo recomiendo. Claro esta, no viene en la Lonely. Es lo mejor que hay aquí por ese precio.

De todas las maneras antes de quedarnos en el decidimos acercarnos a Huanchaco. Huanchaco es un pueblecito costero que esta a 11 km de Trujillo y mucha gente que viene a Trujillo se acaba quedando en Huanchaco. Pillamos un bus para ir allí por un sol cada uno. Este sitio es decadente pero tiene cierto encanto que nos llama la atención desde el primer momento. Además hay bares!!! YUJJUUU..

Huanchacho esta lleno de hoteles y restaurantes por todos lados, ya que en temporada alta debe ser un sitio de veraneo bastante concurrido. Ahora como estamos en temporada baja hay muchos sitios cerrados pero no se si por lo freaky que era, o por la tranquilidad que ser respiraba, cada vez nos gustaba mas. O bueno, porque no hemos de decirlo, igual es que nosotros también somos un poco freakys.

El buscar alojamiento nos costo un rato ya que nos recorrimos casi toda la playa y al final ya no podíamos mas con las mochilas. Encontramos sitios realmente baratos, y que sinceramente estaban mejor que los hoteles en Trujillo.

Finalmente encontramos un sitio que estaba muy bien y de precio correcto, Hotel los delfines. La dueña es una señora mayor encantadora. La habitación cuesta 60 soles pero al quedarnos dos noches...(bueno luego fue algo mas.....) nos lo deja en 50 soles la noche. Tiene habitaciones mas económicas pero son muy pequeñas y casi sin luz, así que nos quedamos en la suite (pa chulos nosotros,ja,ja). Que es muy amplia y con mucha luz, ya que tiene un balcón y una cristalera gigante que da a la calle.

Non instalamos y como entre una cosa y otra era un poco tarde decidimos volver a Trujillo a ver si ahora lo vemos con mejores ojos.

Lo primero que hicimos fue ir a comer al restaurante Mar picante. El sitio esta genial, esta lleno de gente, y según dice todo el mundo ponen el mejor ceviche de pescado (pescado marinado) de todo Trujillo. La comida esta buenísima y nos ponemos hasta las patas. El mero a la plancha esta de muerte. Eso si, nos pedimos tres platos para los dos y casi no podemos con ellos, menos mal que hoy no hemos desayunado y vamos con hambre.

Después de la comilona paseamos hasta la plaza de armas para bajar un poco. La verdad es que si que vemos algún edificio colonial pero al estar rodeado de edificios bastante horribles casi ni se aprecian. Nos quedamos tirados un rato en un banco en la plaza de armas y luego paseito por los alrededores, y sinceramente no era lo que esperábamos.

trujillo.jpg

De la plaza de armas sale una calle peatonal llena de tiendas y cafés que esta muy animada.

Así que después de nuestra incursión en Trujillo nos retiramos a nuestro pueblo freaky a descansar ya que llevamos en pie desde las 5 de la mañana.

Por la noche salimos a dar una vuelta a tomar una cervecilla y a cenar algo.
Muchos de los sitios que por la mañana estaban abiertos ahora están cerrados así que no tenemos muchas opciones y nos metemos en uno de los pocos sitios en los que parece que hay alguien comiendo. Cenamos en el restaurante Kero. El sito es una mezcla entre pub y restaurante y en la parte de arriba tienen fiesta a ritmo de bachata machacona.

Pedimos una lasaña vegetal y unos langostinos rebozados con salsa tártara. Los langostinos no están malos pero la lasaña es bastante asquerosilla. Y ya hora de retirarnos a nuestra súper suite,ja,ja.

Posted by ivanmax 16:08 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (0)

DIA NUEVE - Iván convaleciente en Huanchaco

Una diarrea infernal nos deja atrapados en Huanchaco

-17 °C

Despues de la patetica cena en el Restaurante El Kero de ayer por la noche me levanto con la primera diarrea del viaje. YUPIII!! Que es un viaje de mochilero sin una buena diarrea? La mierda de comida que nos dieron anoche esta haciendo de las suyas y ademas fuertemente. Lo mas curioso es que Lara que comio del mismo plato que yo no tiene diarrea en absoluto...es mucho mas fuerte que yo para estas cosas...

La diarrea me dura todo el dia y no hay mucho que contar del dia nueve de nuestras vacaciones. Lo unico es que salimos un rato por la manana a pasear por la playa y a hacer unas fotos.

huanchaco.jpg

Pensamos en ir a visitar las ruinas de Chan-Chan que estan aqui al lado pero abortamos la operacion cuando me doy cuenta de mi necesidad permanente de estar cerca de un water.

Pasamos el resto del dia en la habitacion aparte de diferentes incursiones que hace Lara a la lavanderia y a comprarme Gatorade y platanos. Leemos mucho, vemos la tele etc etc...

Por lo menos la habitacion es muy grande y luminosa y esta muy bien...para los estandares peruanos a este nivel de precio.

A las diez estamos durmiendo, esperando que me haya recuperado al dia siguiente.

Posted by ivanmax 16:16 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (0)

(Entries 6 - 10 of 32) « Page 1 [2] 3 4 5 6 7 »