A Travellerspoint blog

DIA VEINTICINCO - Visitando las ruinas y el mercado de Pisac

Vamos al mercado y flipamos con las ruinas

Hoy nos levantamos un poquito más tarde que de costumbre (a las 8 aprox). Desayunamos en el hostal (nos hemos comprado unas galletas porque el pan que te dan está asqueroso) y nos preparamos para ir a ver el mercado y las ruinas de Pisac.

Para ir a Pisac, mismo rollo que para ir a Chinchero. Os montais en un taxi y que os lleve al paradero de los autobuses a Pisac. El ticket vale 2.20 soles (es decir muy barato). El autobus...terrorifico. Tengo que ir sentado de medio lado porque no me caben las piernas de otra manera. Sin embargo es mucho mejor ir a vuestro rollo, ya que las agencias os van a sacar la pasta por hacer lo mismo y vais a ir igual de incomodos (en una combi mierdosa).

El bus tarda cosa de una hora. Pisac esta en un vallecito y el pueblo no esta mal. El mercado es mucho más grande que el de Chinchero y tambien mucho más turistico.

Hay exactamente las mismas cosas que en Chinchero, y cuando digo exactamente quiero decir exactamente. Mismos tapices, mismas esculturas de piedra, mismas cosas de lana. Vamos que la peña que vende en PIsac compra en las mismas fabricas que la gente que vende en Chinchero. Sin embargo hay muchos puestos y se nos pasa la mañana alli comprando chorradas para nosotros y para regalar. Hay una tienda de instrumentos musicales y me compro un Charango. No se si habia dicho en este blog que toco la guitarra electrica desde hace 15 años y toco en un par de grupillos en Burgos. Como a cualquier musiquillo que vaya a otro pais me flipan las cosas que meten ruido y me pillo un charango que es como una guitarrita pequeña pero con 5 cuerdas dobles y afinada de diferente manera.

Luego comemos en un restaurante de la plaza de armas y nos vamos a pillar un taxi para subir a las ruinas de Pisac. Las ruinas están a 4 Km de la ciudad y se puede llegar a ellas andando, pero para hacerlo hay que subir una cuesta terrorifica. Vamos en taxi.

El taxi vale 20 soles subir y 20 bajar. Despues de regatear un poco el tipo nos lo deja en 30 y nos espera arriba hora y media. El conductor es un tio muy majete y hablamos con el acerca de Peru y España durante el trayecto.

Como casi todos los peruanos odia ferviertemente a su gobierno y se queja constantemente de la corrupcion que hay. El tipo se queja tambien de la manera en la que el gobierno estafa a los turistas y nos dice que si siguen así la gente va a dejar de venir a Peru. Nosotros como ya sabreis pensamos igual que el.

Nos cuenta que antes de ser taxista fue porteador en el camino Inca. El tipo nos dice que le pagaban 10 soles al dia por andar 8 horas con 50 kg a la espalda. Para que os hagais una idea de la explotación que esto supone un turista tiene que pagar 280 soles solo por entrar al camino, camino que por otra parte lleva allí muchos cientos de años y por el que nadie actualmente debería tener derecho a cobrar.

Nos dice que muchas veces ayuda a los turistas a colarse en las ruinas de Pisac sin pagar. Le jode mucho que nos cobren 20 dolares por el boleto turistico. Nos dice.

- Os cobran 20 dolares y adonde va? A arreglar la carretera seguro que no porque ya vereis como estan los kilometros antes de llegar a las ruinas.

La carretera está reventada claro.

Llegamos al yacimiento y nos dice por donde tenemos que ir y adonde nos va a esperar. Se me ha olvidado comentar que los taxistas nos ofrecian subir hasta la mitad o hasta arriba de las ruinas. Subid hasta arriba. Mejores vistas y así veis los cuatro conjuntos que forman todas las ruinas de Pisac.

Las ruinas son una pasada pero no aptas para cardiacos. Hay pasos por lugares muy extrechos en los que hay unos precipicios del copón bendito. Vamos que si te caes te quitan del suelo con una espatula. Yo tengo un poco de vertigo y en algunos lugares las paso putas.

Merece mucho la pena venir a ver estas ruinas de verdad así que si teneis tiempo y andais por Cusco no os las perdais. Cuando acabamos de ver todo el conjunto nos vamos en busca de nuestro taxista que en el camino de vuelta nos informa de algunas de las "cosillas" de Perú. Por ejemplo el hecho de que no exista ITV para los coches, lo cual explica que la mayoría se caigan a cachos. El tipo tiene una ironia muy fina y nos echamos unas risas con el.

Cuando llegamos a Pisac vamos a recoger el charango y las bolsas que hemos dejado en la tienda de instrumentos musicales y nos vamos a pillar el bus. Vamos a ver...si hay un momento cuando los hiperamables Peruanos pueden ser extremadamente maleducados es al subirse o bajarse del autobus. Tenemos que darnos de codazos con toda la peña a pesar de que habiamos llegado los primeros. Gracias a que somos bastante grandes conseguimos montarnos y hasta sentarnos.

El viaje dura como una hora y llegamos a Cusco de noche. Queremos ir a cenar a algún sitio que este bien. Pillamos la Lonely Planet y nos decidimos por un restaurante de curry. Nos ape mogollón curry...jummm

Salimos del hotel y pillamos un taxi para que nos lleve al restaurante. Llegamos allí y que no sabeis que? Pues que el restaurante no existe. Los simpaticos que han escrito la Lonely Planet de Perú desde su hotel de cinco estrellas en Lima no han venido a Cusco a comprobar que algunos los restaurantes que salian en la anterior edición de la guía han cerrado. Su puta madre.

Damos unas cuantas vueltas y nos metemos en el mismo restaurante donde ayer nos comimos una tarda y nos zumos. Como os deciamos tienen el servicio más lento de Perú y pasamos inadvertidos durante cosa de 15 minutos. Luego viene el camarero y nos dice:

- Ahora les sirvo un momento.

15 minutos más tarde nos levantamos de la mesa y nos largamos. El camarero que está haciendo una de esas cosas que le llevan horas no nos ve ni salir. Nos encontramos con otro restaurante llamado "Tres Mundos". Esta muy cerquita de la Cuesta de San Blas y os lo recomendamos. Lo lleva un tipo holandes que es super atento y tanto el servicio como la comida están muy bien. Los precios además son bastante asequibles.

Nos comemos unos curries que están muy ricos y nos vamos al hotel. Leemos un poquito y a dormir que mañana nos vamos a Ollantaytambo y va a ser un día duro.

Posted by ivanmax 16:06 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (0)

DIA VEINTISEIS - Ollaytatambo y Aguas calientes

Ruinas de ollaytatambo.

-17 °C

Hoy nos levantamos sin prisa, ya que nos vamos a pasar casi todo el día por ahí pululando sin un techo donde cobijarnos. Dejamos el hotel a las 10.00 de la mañana. Vamos a visitar las ruinas de Ollaytatambo, y después vamos a dormir a Aguas calientes, para mañana por la mañana bien pronto poder por fin... subir al Machu Pichu.

Para ir a Ollaytatambo tenemos que parar en Urubamba. El viaje en bus es de los más psicodélicos que hemos tenido. Miles de personas metidas en un bus, de pie, con bultos gigantes, con olores de lo más peculiares. El que peor lo pasó fue Iván, ya que iba sentado en el lado del pasillo, supuestamente para ir más cómodo....., pero claro, no contabamos con las personas que van de pie en el pasillo con bultos gigantes, niños y demás..... Así que Iván se tragó unos cuantos bultos malolientes. El bus a Urubamba cuesta 3,50 soles por persona.

Llegamos a Urubamba y directamente montamos en una combi, que por 1 sol cada uno nos lleva a Ollaytabambo. Al llegar nos tomamos algo en la plaza del pueblo, y ya de paso comemos algo. El pueblo es tranqui y pequeño, con casitas bajas al más puro estilo castellano. Podría ser un pueblo bonito, pero lo malo es que todas las casas que se ven, o son hoteles, o restaurantes, o tiendas de artesanía. Con lo pequeño que es el pueblo, te preguntas que donde narices vive la gente....

Después de reponer fuerzas subimos a las ruinas. Las ruinas están casi en el mismo pueblo, es decir, que no hace falta desplazarse para verlas. Para llegar a las ruinas desde la plaza, simplemente hay que seguir una calle que está llena de tiendas de artesanía y restaurantes, y sin duda, te llevarán a la entrada de las ruinas, no tiene perdida. Justo cuando empezamos a subir, se levanta una ventolera increíble, la cuál forma unos remolinos de polvo de la leche, con lo que nos ponemos hechos un cristo. Las ruinas de Ollaytabambo son dignas de ver. Son más pequeñas que las de Pisac, pero no por ello menos interesantes. Montaña de terrazas de cultivo, coronadas por un templo en la parte superior. Desde aquí (da un poco de vertigo), las vistas del valle son impresionantes. Nos tomamos un descanso después del ascenso agotador, y nos apoyamos en unas piedras, cuando viene una chiquilla y nos indica que eso está prohibido, que nos levantemos de allí; al cabo de un rato vemos a la misma chiquilla con unos coleguillas que trabajan con ella sentados y conversando animadamente sobre el mismo tipo de piedras que nosotros....en fin....El sitio al estar justo encima del pueblo, y estar rodeado de tiendas y restaurantes, pierde el encanto que puedan tener las ruinas de Pisac por ejemplo, que están completamente aisladas del mundanal ruido...

Bajamos de las ruinas, y son más o menos las 4 y media de la tarde. Tenemos que hacer tiempo hasta las 8, que es cuando cogemos el tren a Aguas Calientes. Decidimos pasar un poco el rato en Internet, que a parte de carísimo (3 soles la hora), es bastante lento. Como dice un tipo peruano muy vacilon al enterarse del precio....pero si parece esto New York!....Nos descojonamos con la ocurrencia.

Después sobre las 18.30 dejamos ya Internet y vamos a tomar algo, y tranquilamente pedimos una pizza para comer, ya que queremos legar Aguas Calientes, buscar alojamiento (que vamos a lo loco) y meternos a la cama. Como siempre que tenemos muchísimo tiempo libre, acabamos corriendo a la estación de trenes. La pizza tardó como 40 minutos en salir..., eso sí, estaba buena....aunque más que comerla la engullimos....

El tren para costar los 57 dólares (tarifa backpacker cutre total), es una auténtica mierda!. Son asientos agrupados de cuatro en cuatro enfrentados entre sí, por lo que te toca ir con algún desconocido delante con el que tienes que llegar a una especie de pacto secreto para ver como colocaís las piernas, sobre todo si eres un poco alto. Viaje animado gracias a un grupo de mexicanos y argentinos, que se cantaron todo el repertorio de sus tierras respectivas, mientras los guiris no latinos flipaban con el escándalo...

Llegamos a Aguas Calientes. La llegada, por lo menos por la noche, es un tanto extraña. Cientos de personas agolpados en las estación (más bien en la vía misma), esperando no sé a qué.... , a ver como bajamos los pasajeros?. Creo que debe de ser el pasatiempos municipal del pueblo. También gente ofreciendo alojamiento a destajo. Así que confirmamos que no hay ningún problema en ir a Aguas calientes sin el alojamiento reservado, ya que hay oferta por demás. Nos metemos en una habitación básica por 30 soles, que es lo que buscamos, ya que no vamos a pasar muchas horas en el hotel. El hotel está cerca de la salida de autobuses a Machu Pichu. El primer bus (el que queremos coger), sale a las 5.30 de la mañana, y nos dicen que ya suele haber cola a esas horas. Así que mañana prontito arriba......

Hola zorra...

Posted by ivanmax 17:49 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (0)

DIA VEINTISIETE - Visitando Machu Pichu

Vamos a ver Machu Pichu y regresamos a Cuzco por la tarde en un "colectivo" de la muerte.

Ha llegado el gran día. La "guinda" de todo viaje a Perú que se precie. Hoy visitamos Machu Pichu.

Nos levantamos a las cuatro y media de la mañana para subir en el primer bus. Salgo a comprar los tickets del bus a las cinco menos cuarto. No hay nadie en la cola y la oficina que vende los tickets todavía no ha abierto. Abre como cinco minutos más tarde y compro tickets de subida y bajada. Precio de cada ticket? Subida 6 dolares por cabeza. Bajada 6 dolares por cabeza. Para que os hagais una idea del abuso que supone esto por 24 dolares que pago por los dos tickets podríamos haber viajado más de 500 km en Perú. El viaje en bus a Machu Pichu serán unos 10 Km y dura como 15 minutos.

En fin. Es parte de todo el abuso que supone venir a ver esta maravilla arquitecnonica y que impide que mucha gente de sudamerica se acerque a ella por motivos economicos.

Nos ponemos en la cola. Hay solo cinco personas por delante nuestro. Esperamos hasta las 5 y media hora de salida del primer bus. Durante la espera vemos gente que va a subir andando. Hemos oido que el camino es una pasada y nos arrepentimos de haber comprado los tickets. Pensando, pensando decidimos subir en bus y bajar andando así que me acerco a la oficina y el tipo me devuelve el dinero de los tickets de vuelta sin problemas.

Llega el bus a las 5 y media en punto. Joder...es tan puntual que por un momento dudamos que estamos en Perú. El autobús es muy pequeño. Cabran unas 30 personas. Entramos y vemos que el segundo autobus llega inmediatamente despues del nuestro.

Aparentemente hay 24 autobuses que salen el uno despues del otro. Esto es una maquina de hacer dinero!!!

Por el camino y desde el bus vemos a la peña que está subiendo andando. Estan echando los higados...

Un consejo. A no ser que esteis en una forma física de corredor de fondo ni se os ocurra subir andando. Es un palizón de muerte. El camino son todo escalones de unos 30cm. de altura y sin exagerar habrá como 2000 o 2500. Vamos que podeis flipar...

Llegamos arriba y ya hay cola (imaginamos que de gente que ha subido andando). Otra razón obvia para no subir andando es que los que lo hacen esperan en la cola hasta que abran igual que los que suben en bus. Sinceramente...a no ser que os haga una falta terrible ahorraros los 6 dolares del autobús de subida ni os lo planteeis.

En la cola conocemos a una pareja de españoles de unos 40 años. Son muy majetes y hablamos con ellos acerca de Perú. Los dos tienen una opinion muy similar a la nuestra y están hasta los huevos de pagar precios abusivos por todo lo relacionado con el turismo. Como nosotros esperaban otra cosa. Bueno es lo que hay y estamos todos flipando con la idea de entrar a ver Machu Pichu de todas las maneras.

Abren las puertas y entramos. Hay dos caminos a seguir. Recto o meterse a la izquierda. Un español nos aconseja que cojamos el de la izquierda porque subes a un lugar elevado en el que puedes ver Machu Pichu desde arriba. Nos dice que ahora es el momento de hacerlo porque Machu Pichu está totalmente vacio y es cuando más flipa. Hay un caminito cuesta arriba y vamos con otras diez personas aproximadamente. Llegamos y vemos Machu Pichu totalmente vacio por primera vez.

La sensación? Absolutamente flipante. El sitio más bonito que he visto en mi vida sin ninguna duda. Incluso más bonito que los templos de Angkor Wat en Camboya que posiblemente sean el sitio más bonito que he visto después de Machu Pichu.

Flipamos de verdad. Hay un silencio sepulcral y las nubes pasan por debajo de nuestros pies cubriendo Machu Pichu y pasando de largo dejando que lo veamos de nuevo. Una sensación indescriptible.

La "hordas" de gente tardan como media hora en empezar a llegar y se comienzan a oir los berridos de los guías que vienen con los grupos guiados. Sin embargo durante las dos primeras horas que estamos aquí el lugar sigue siendo flipante y recorremos Machu Pichu sin que haya demasiada gente. A partir de las 8 sin embargo todo se jode. Comienzan a llegar grupos organizados y Machu Pichu se llena de gente que acompaña a los guías. Además los "cuidadores" del lugar comienzan a rallar.

Hay decenas de "cuidadores" en Machu Pichu que se encargan de que la gente no se suba en las murallas a golpe de silbato. Son todos unos trogloditas de entre 30 y 50 años y a los que se les nota que lo último que se leyeron fue "Tu primera cartilla". Deducimos que los chupasangres que administran Machu Pichu prefieren contratar a esta peña porque son todos medio retrasados y además de no dar guerra no hace falta pagarles mucho.

Pasamos 4 horas en Machu Pichu. Durante las dos primeras flipamos con el entorno y el lugar. Durante las dos últimas nos chinamos un poco. Los "cuidadores" nos dicen como unas 50 veces (sin exagerar):

- La salida por aqui señor.

- Para salir siga este camino por favor.

- Siga por aquí para salir por favor.

El ticket de entrada a Machu Pichu te da derecho a estar en el yacimiento desde que abren hasta que cierran (que es a las cinco de la tarde aproximadamente). Sin embargo los "cuidadores" estan obviamente "entrenados" para largar a la gente lo antes posible. La razón? Ni puta idea...imaginamos que porque así nunca hay aglomeraciones de gente. Nos "invitan" tantas veces a salir que al final nos chinamos y mandamos a un par de ellos a tomar por el culo directamente. No hay respuesta...miran al suelo y en paz. En fin...nos vamos. Machu Pichu es obviamente un lugar flipante pero esta muy claro que esto ya no es un "santuario" inca...ahora es un lugar para producir la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible.

De cualquier manera no os lo perdais. Eso si...si vais a venir seguir nuestro consejo. Ni se os ocurra levantaros tarde. Coged el primer bus y entrad con el primer grupo. Es cuando realmente vais a flipar con este sitio. Como os decimos a partir de las 8 de la mañana es mucho más fácil darse cuenta del negocio que este sitio es. Como dice Lara...si los Incas se levantasen de sus tumbas y viesen lo que están haciendo con sus lugares sagrados seguramente emigrarían a Argentina.

Salimos de Machu Pichu y buscamos el camino para bajar andando. Subir en bus y bajar andando es algo que os recomendamos profusamente. El camino para subir es duro pero bajarlo no lo es ni la decima parte y es muy bonito. No os puedo decir cuanto tardamos en bajar pero alrededor de una hora haciendo un par de paradas cortas y una larga para comer unos bocatas que nos habiamos traido. Por el camino nos encontramos con una parejita peruana bajando y con unas cuantas parejitas extranjeras subiendo. Los que van subiendo están a punto de petar. Cuando casi estamos abajo una parejita de ancianos Britanicos nos pregunta si falta mucho...les decimos la verdad. Mucho y muy duro. Siguen adelante de todas las maneras. Ole sus cojones!!!

Llegamos a Aguas calientes y vemos el pueblo por primera vez de día. Vamos a ver...los imbeciles de la Lonely Planet dicen que es un sitio horrible y hay peña en internet que tambien dice lo mismo. Para nosotros es uno de los nucleos urbanos más bonitos en los que hemos estado en Perú. El pueblo esta totalmente rodeado por montañas enormes cubiertas de vegetación hasta la cima y pasa un rio enorme en el que hay rocas como casas de tres pisos. Flipamos con el entorno, quizás porque leyendo la Lonely Planet nos habiamos imaginado Aguas Calientes como un pueblo arido en medio de la nada. El sitio es hiperturistico eso si, y muy caro.

Pasamos algunas horas aquí tomando unas cervecitas, en internet (que vale 4 veces más a la hora que en el resto de Perú) y comiendo. A las cuatro y media vamos a la estación a coger el tren a Ollataytambo. Antes de llegar a la estación hay que pasar por un mercado turistico con los precios más aberrantes de todo Perú. Ni se os ocurra comprar nada aquí. Es la polla...

El tren llega y sale puntualmente. Estamos muy cansados y en la mierda de los asientos del tren es imposible dormir. Además va muy despacio. Tardamos como hora y media en llegar a Ollataytambo y nos empezamos a buscar la vida para ir a Cusco.

Habiamos pensando coger un autobus pero hay que cambiar en Urubamba y no nos apetece nada porque estamos reventados.

Nos entra un conductor de "colectivo" (ya sabeis, coche particular en que te montas por un precio y te lleva a algún sitio del tirón). El tipo de entrada nos da un poco de mal rollo. Tiene una pinta de macarra del copón. Tipico personaje peinado hacia atras, con camisa blanca y pantalon de cuero negro y botas de "chupame la punta". Vale 10 soles por cabeza ir a Cusco. Hablamos con el para dejar claro el número de gente que va a ir en el coche. Tres atras y uno en el asiento del copiloto. Nos cuadra y nos metemos en su coche y esperamos un rato hasta que aparece una pareja de peruanos que se montan con nosotros.

El viaje? Como describirlo...posiblemente el pero viaje en coche de mi vida o al menos entre los cinco peores. El tipo va a toda hostia...vamos algo increible. Coge las curvas en plan Carlos Sanz y no nos adelanta ni un solo coche desde Ollataytambo a Cusco y adelantamos a absolutamente todos los vehiculos que nos cruzamos en la carretera. Para que os hagais una idea una vez miro por la ventana lateral y pasamos a 110 por hora por un lugar con una señal de "prohibido ir a más de 35 por hora". Vamos los cuatro acojonados y Lara le pega el toque.

- Oiga señor...no puede conducir un poco más despacio? Preferimos llegar diez minutos más tarde pero vivos.

Nos unimos todos a la protesta y el tipo reduce un poco. Ahora pasamos por los sitios de 35 por hora a solo 90. Terrorifico vamos. Creo que no lo he pasado tan mal en un coche en mi vida pero bajarse no es ni considerable. Es noche cerrada y muy tarde para los standares peruanos. Que coño hacemos en medio de la carretera de noche en Perú y a estas horas? A joderse y aguantarse y a esperar que el loco este no nos mate.

Llegamos a Cusco y todos suspiramos de alivio. Por fin va a empezar a ir a una velocidad normal...ni hablar. El tipo adelanta a todo lo que se mueve en Cusco haciendo el macarra todo lo que puede (no se puede más de verdad...). Por fin llegamos a la plaza de armas de Cusco y nos bajamos temblando. Le dejamos saber lo que pensamos de su manera de conducir pero el tipo se rie. Su puta madre...cuando idiota hay en el mundo.

Estamos calentitos por culpa del cabron este pero todavía queda lo mejor del día. LLegamos al hostal (se llama Pakcha Real) reventados y con muchas ganas de meternos en la cama. Hemos dejado una habitación reservada y pagada por adelantado. El hotel es llevado por cuatro personajes de lo más singulares. Daniel, su mujer, y dos personajes llamados Reynaldo y Wilfredo. Entre los dos últimos suman suficiente cociente intelectual como para escribir un manual de como cambiar bombillas y Daniel que es el gerente oficial se escaquea la mayor parte del día para ir a la universidad. Resultado? Nuestra habitación no está porque "por una desafortunada confusion" se la han dado a otros sin darse cuenta. Lo más cojonudo es que la hemos dejado pagado por adelantado, son las nueve de la noche y es practicamente imposible encontrar otra habitación en Cusco.

Empezamos a cagarnos en su puta madre directamente, claro. Nos enseñan otras habitaciones pero ninguna de ellas con una cama doble. Nos chinamos seriamente. Hemos dejado la habitación pagada por adelantado y reservada para tres días y nos van a dejar en la puta calle? Ni hablar. Metemos caña sería a Daniel y al final y como por arte de magia aparece una habitación con una cama doble exactamente igual a la que habiamos reservado. En fin...

Nos vamos a la cama con un poco de mal rollo por el viaje en coche y el movidon en el hostal. Da lo mismo. Todo merece la pena por las dos primeras horas que hemos estado flipando en Machu Pichu.

Posted by ivanmax 17:31 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (3)

DIA VEINTIOCHO - De tranquis en Cuzco por fin....

Pateando por Cuzco.

-17 °C

Hoy, después del día de ayer, decidimos tomárnoslo de lo más relajado. Nos levantamos tarde, desayunamos tarde, y salimos del hotel tarde para dar una vuelta por Cuzco. Ya que Cuzco de día casi no lo conocemos.

Se nos hace raro no tener que ir a coger un autobús, o ir a comprar el ticket para ir a visitar cualquier ruina. Empezamos a pulular por la ciudad sin rumbo fijo. Eso sí, hoy vamos a aprovechar para realizar las típicas compras de última hora, regalitos y demás......Se nos ocurre meternos en una tienda de ropa, y descubrimos que hay ciertas cosas que merece la pena comprar. Por ejemplo los deportivos de marcas tipo puma, son realmente mucho más baratos que en España. Al ver esto, empiezas a pensar en la cantidad de dinero que tienen que ganar los zapateros en España con estas marquitas.

Nos pateamos media ciudad intentando buscar una tienda de música para poder comprar una Kena (una especie de flauta, pero con una abertura gigante por la que hacer sonar el instrumento). Primero vamos al mercado San Pedro. El mercado es curioso, sobre todo el edificio en el que está. Aquí te puedes comprar una manzana, un gorro, un colador, o polvos atrapa-hombres (al módico precio de 5 soles el frasquito). Eso sí, de la Kena, nada de nada.

Tratando de encontrar la tienda acabamos por barrios variopintos. Después de encontrar dos mini tiendas de música y no encontrar nuestra Kena, preguntamos y nos dicen que vayamos al mercado de artesanía de Cuzco, que está casi al final de la Avda/ del sol, y allí hay de todo. En el camino (en la misma avda/el sol), nos tropezamos cada dos pasos con mini-mercados de artesanía. Todos lo hacen a mano, y todos son artesanos......, pero da igual en que puesto mires, y en que ciudad estés, que vas a encontrar el mismo gorro, clavadito igual, al que has visto en unos cien puestos anteriormente. Pero todos son artesanos......

Como no, cae algún que otro chullo (gorros) para aumentar nuestra colección, que entre los dos tenemos ya gorros como para poner una tienda cuando volvamos a España. Llegamos al centro artesanal y es como el hipermercado de la artesanía. Pero eso sí, como siempre más de lo mismo. Conseguimos comprar una Kena...yupi!. Aquí rematamos algún regalo que nos faltaba, y nos vamos a comer. Comemos en un restaurante en la avda/ del sol, no nos acordamos del nombre, pero está casi llegando a la plaza de armas. El sitio prometía, pero al final más de los mismo. Nada del otro jueves.

Después como estamos cansados (de no hacer nada,ja,ja), nos vamos al hotel a dejar las compras, con la intención de volver a salir en breve a dar una vuelta. Al final acabamos vagueando totalmente y nos quedamos en el hotel leyendo y descansando. En fin, un poco patético, pero bueno, el día anterior fue muy duro, y nos lo merecemos!....

Posted by ivanmax 17:20 Archived in Peru Tagged backpacking Comments (0)

DIA VEINTINUEVE - Despedida de Cuzco.

Compras y más compras....

-17 °C

Hoy, nos levantamos más temprano, y ya con ganas de actividad después del día de ayer. Para explotar nuestro boleto turístico al máximo, nos proponemos visitar todos los museos de Cuzco que se pueden visitar con el boleto.

El primero que visitamos es el Museo de Santa Catalina. Es un convento de monjas de clausura, el cuál tiene una parte habilitada a modo de museo. Aquí vemos cuadros rollo-religioso, todos (o casi) de la época barroca, y casi todos anónimos. La verdad es que la mayoría son un poco flojillos. Tienen una capilla en la que tienen figuras representando a Cristo sangrante. Para mi gusto un poco macabras.

Viendo estos cuadros te das cuenta de la puta mierda que estabamos haciendo los españoles y nuestros sometidos mientras destruiamos el impresionante legado artístico del imperio Inca. Para los que no lo sepais nuestros buenos amigos los curas se encargaron de quemar millones de obras artisticas Incas y de fundir todas las piezas de oro y plata que calleron en sus manos (algunas de ellas entre las más bellas que había logrado crear el ser humano).

El monasterio está construido sobre los cimientos de un templo inca. Otra prueba más de la increible capacidad del clero para joderlo todo.

Nos vamos de allí. Nuestra siguiente parada, el museo de arte popular de Cuzco. Es muy patético. Basicamente parecce una exposición de los trabajos no premiados del concurso de belenes de todos los años. Vamos, un poco tomadura de pelo, ni arte ni nada. Esto la verdad es que merece la pena verlo por el pateticismo que se respira en el lugar. Vamos que los cuzqueños no sabían como justificar los 20 dolares del boleto turistico y metieron el sitio este para rellenar un poco. Se lo podían haber ahorrado. Nos vamos de allí casi pitando....

Siguiente museo, en la Avda/del sol, al igual que el anterior. Este es el museo de sitio del Quoricancha. El museo es una especie de bunquer, ya que está bajo tierra, debajo de un jardín. El museo tiene algunas piezas incas, vasijas, lanzas, telas y demás, encontradas en la zona de Cuzco, pero es bastante pequeño. Basicamente son 3 salas de unos 15 metros cuadrados con exposiciones bastante pobres. Sin duda otro relleno más para justificar el boleto turístico.

De aquí nos vamos nuevamente al centro de artesanía gigante, para comprar alguna cosilla que se nos había olvidado. Iván sale con 4 pares de pantalones, y con mil mierdas más. Salimos y comemos en el restaurante que está justo al lado, el Chachas Grill, porque nos dicen que es bueno. Bueno, bueno....., eso digo yo. Nada interesante. Pedimos como cinco cosas y siempre obtenemos la misma respuesta:

- De eso no tenemos.

Por fin pedimos una chuleta de cerdo y un filete. Tienen las dos cosas...YUPPIIII!!! Lo único a destacar el filetillo que se pide Iván, que se lo sirven encima de una montaña de champiñones, y lo que tiene todo el aspecto de ser Anticucho (corazón de res) mmmmmmm. Nos echamos unas buenas risas flipando con el camarero. No sabemos lo que se ha fumado pero debe de ser algo que estaba muy bueno. El tipo esta entre Gaminides y Cuzco...curioso.

Nos dirigimos a la feria el molino, especie de centro comercial en la que esperamos encontrar forros polares a buen precio. El sitio es como un centro comercial, pero en vez de estar en un edificio está protegido por una especie de tenderetes. El sito es enorme. Forros no encontramos, pero zapatos a muy buen precio..., eso si, de hombre, ya que la moda femenina peruana como que no la llego a coger el punto....

Nos vamos de allí cuando ya nos empezaban a conocer todos los dependientes de los puestos. Volvemos al centro de artesanía porque necesitamos una bolsa para meter toda la mierda demás que hemos comprado. Al hotel a dejar las cosas y después a dar una vuelta y nos metemos en Internet. Al ir a revisar los vuelos del lunes a Madrid en la página de Iberia, me doy cuenta que al meter el número de reserva solo sale mi nombre como pasajero. Un poco de los nervios llamamos a Iberia, que es bastante desesperante, número 902, con la musiquita de las narices y que nunca te cogen. Al final conseguimos hablar con ellos en otro teléfono, y todo queda en un susto, ya que simplemente le habían dado otro número de localizador para el otro pasajero. De puta madre, pero nos gastamos una pasta en el puto teléfono 902 que no me cogían.....Así hacen las cosas los cabrones de Iberia. Servicio mierdoso y si hay que quejarse pues nada, se pone un 902 y que se joda la peña.

Después de tres horas!!!! en Internet, que no sabemos como pudo pasar....., nos vamos de allí y de camino al hotel, paramos a cenar nuevamente en el restaurante Tres mundos. Repetimos el curry verde, y nos arriesgamos con las Bitterballen y las kroketten holandesas. Básicamente es lo mismo con distinta forma. Es como una croqueta de carne pero como triturada y con especias. Sin embargo todo esta muy rico y el tipo que lo lleva es muy majete y atento.

Quedamos con un taxista para que nos venga a recoger mañana a las seis menos cuarto y nos vamos al hotel a intentar meter toda la mierda que hemos comprado en las bolsas que tenemos y a prepararnos porque a las 5 nos tenemos que levantar para coger el vuelo a Lima.

Posted by ivanmax 18:06 Comments (0)

(Entries 26 - 30 of 32) « Page 1 2 3 4 5 [6] 7 »